Escrito por Tendenzias

La Emperatriz, lo femenino

La carta del Tarot numerada con el III es la denominada como La Emperatriz, este arcano mayor está encarnado y regido por la feminidad en todas sus manifestaciones. Aquí, la represntación de Venus es ineluddible: amor, instinto maternal, belleza, sabiduría, vínculo entre el espíritu y la materia; que podemos realcionar directamente con riqueza interior y exterior.

En la carta podemos ver la imagen de una un cetro en una mano y apoyado en su pierna podemos ver un escudo con un águila. Este escudo también puede estar colocado a los pies (este es un símbolo de la tridimensionalidad). Su belleza aparente nos permite entender lo grande que es y el poder oculto que guarda en su interior. Al mirarla detenidamente, veremos como está colocada en una gran silla con el respaldo en forma de alas como si se tratara de un ángel. Detrás de su espalda podemos ver una especie de manantial. Ese manantial representa algo muy curioso: puede mostrarnos claramente un estado de gestación. La Emperatriz representa la Vía Láctea y el mundo galáctico.

Las personas a las que representa esta carta son más sensitivas y listas. También les gusta vivir mucho más rápido que resto, de manera felíz y sin apenas derramar lágrimas.

Por el contrario si la carta nos aparece a la inversa representa simulación, hipocresía, frivolidad, exceso de vanidad, etc.

Si lo que se pretende es preguntar por el dinero La Emperatriz representa claramente el aparentar de la persona. Si la consulta está relacionada con la amistad, hay que destacar la superficialidad de la persona y los intereses que la mueven.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos